Bienvenido(a) contador de visitas, Visitante! Registrarse RSS
 
 
 
Martes, 23-Ene-2018
 
Hazte socio   

Stu Nicholls | CSSplay | Professional series #1
Inicio » 2013 » Febrero » 17 » 17/02/2013
17:45:30
17/02/2013
ARREGLAR UNA ZAPATILLA
que no estamos para tirar ná

Aquellos afortunados que aún conservamos alguna persona mayor en nuestras vidas, sabemos de primera mano que aún sin estudios, la mayoría de ellos se han doctorado en la asignatura de la vida.
Nuestros mayores adquirieron toda esa sabiduría a base de ingenio y a veces de hambre. Hoy algunos tenemos la suerte de hablar con aquellos, mas listos que el hambre, que tuvieron que utilizar la imaginación por que no había pesetas y nos enseñan con gusto como se las arreglaban antaño.
Nuestro amigo Boni tiene esa suerte y nos presenta con orgullo a su suegro "Vito" que le enseñó entre otras cosas a arreglar una zapatilla con "tomates", si esas que se asoman los dedos por las "ventanas" y quiere compartirlo con nosotros.

"Vito" nos enseña cómo arreglar una zapatilla

Llevas semanas entrenando, las lesiones parecen haberte abandonado y con tus zapatillas crees que puedes alcanzar esa meta que te has marcado, para otros no será importante, pero tú sueñas con esos segundos que esta vez estás seguro de poder bajar.

Entonces te das cuenta que esa zapatilla que se amolda como un guante, que te acompaña con lluvia o barro en todas tus salidas está empezando a romperse y tienes miedo de que vaya a más ese pequeño agujero en la puntera o esa grieta en el empeine. No es el dinero... (que también), no es la nostalgia.... (que también), pero sólo queda una semana y no quieres estrenar nada, ahora todo va bien y nunca se sabe...

La verdad, no me preocupa, mi suegro siempre tiene un momento para ayudarme, su habilidad y su experiencia me solucionan el problema, pero como no todo el mundo tiene mi suerte os mostraré como podéis realizar vosotros esa tarea.

Materiales:

-          Cola de contacto

-          Cuero o piel

-          Tijera

-          Cuchilla o cuchillo bien afilado

-          Lija

Pasos:

·          Cortamos un trozo de material que se amolde al desperfecto que tiene nuestra zapatilla, para lo cual vamos recortando y haciendo pruebas hasta ajustarlo adecuadamente. No debemos excedernos en el tamaño ya que puede limitar la transpiración.

·          Lijamos la parte que se va a unir con la zapatilla.

·          Los bordes los adelgazamos con la cuchilla para que nuestros pies no noten nada dentro de la zapatilla.

·          Echamos pegamento a los dos partes y cuando no se te pegue al dedo, adelante, une las piezas fuertemente.

Y ya está,  sólo falta esperar un poco para que quede perfectamente pegado, y ….. no te preocupes te puedo asegurar que esas zapatillas volverán a correr km como si nunca hubieran tenido un problema.

Muchas gracias Vito por estar siempre ahí.


Vistas: 713 | Agregado por: rampiry | Valoración: 5.0/2
Total de comentarios: 4
3  
En nombre de mi padre, que no tiene ordenador- porque lo suyo es trabajar con las manos-, os doy las gracias. Antonio, me dijo que te diera las gracias por tu comentario tan bonito, y Rampiry, me dijo que te diera las gracias por el montaje del video. Y yo quiero darle las gracias a mi hermana Eva por hacerle llegar esto. Le ha encantado!! Gracias en su nombre.

4  
Gracias a Vito por compartir con nosotros su sabiduría. surprised

2  
Cuando era pequeña nunca lloré porque algo se me rompía, tenía a mi padre para solucionar cualquier problema, desde ese accesorio de mi muñeca favorita pasando por la cremallera de mi cartera o las ruedas de mis patines. Desde mis ojos de niña mi padre era una sabio. Hace mucho tiempo de entonces y ahora me sigue arreglando ese tirador de la cocina que se pasó de rosca, las patas de las lavadora o ese cinto que tanto me gusta cuando no me hace un cascanueces de madera que quita el sentío!! Ahora le subieron los clientes porque también arregla las mochilas y juguetes de sus nietos y -como todos veis- las zapatillas de su yerno y de algún que otro amigo que ya consideramos de la familia. Quizá para el resto del mundo mi padre es un taxista jubilado, pero desde mis ojos de mujer, para mi sigue siendo el hombre más sabio del mundo. Te quiero mucho papá.

1  
Muchas gracias Vito.
Soy el dueño de las zapatillas y de otros pares que también me ha arreglado, y van estupendamente, hoy sin ir mas lejos con las del video he hecho 21 km y sin una sola molestia.
Eres un gran artista Vito y muy humilde. Y yo un destroza zapatillas.:bash:

Es un honor conocerte.
Gracias.

Nombre *:
Email *:
Código *: